Tratamiento de pié equino
El pié equino y la fisioterapia

Por: Anaheim Manrique

La Diplejia Epástica es una patología que se presenta a través de la parálisis cerebral infantil (PCI); lo curioso de esto es que se presenta antes de los 3 años de edad del niño. Esto los afecta física y emocionalmente a lo largo de su crecimiento. También, el rol que van a ocupar en la sociedad, que sabemos muchas veces que se encarga de juzgar a las personas por su apariencia o condiciones especiales.

La displejis espástica afecta en la postura y la marcha, ya que existen niños que crecen encorvados o con debilidad en el tono muscular notorio más que todo en la parte inferior. Afecta la precisión manual por disminución decreciente de la movilidad fina en las extremidades superiores.

Marcha en la diplejia espástica

La marcha esta destinada por la postura del niño, la afectación consiste en rigidez y movilidad limitada por falta de estimulo musculatorio. En terapia que se trabaja con ejercicios de rehabilitación músculo-esquélitico. Es la característica más definitorias de la diplejia epástica.

Se supone que en el total de casos registrados de diplejia epástica por PCI existe por lo menos una perdida de 50% de masa muscular. Debido a una lesión cerebral característica de la prematuridad, aunque esa es solo 1 de las múltiples causas existentes de esta patología que pueden alterar el tono muscular característico en un parámetro normal del ser humano.

Sonríe con nuestra sección de Chistesitos

Tipos de alteraciones musculares

Las afectaciones musculares causan debilidad y rigidez, impide los movimientos básicos y el estiramientos a la máxima capacidad donde los individuos no pueden hacer las flexibilizaciones cotidianas.

Con la diplejia epástica las extremidades superiores, no sólo pueden sufrir deformidades en las manos, aunque  en los casos más graves pueden evitar los movimientos de la precisión manual que pueden ser involuntarios lentos y algo torpes.

El niño que padece diplejia epástica tiene una postura característica fetal. El tronco siempre tiene una inclinación hacia delante, la rodilla tiene movimiento de inflexión hacia dentro y los pies de igual forma.

Una terrible consecuencia

Como consecuencia aparece el llamado «pie equino» por el encogimiento de los tendones de aquiles. Por efecto caminar en puntillas, perdiendo el equilibrio y su fuerza fácilmente.

Un año en pandemia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here